BAÑARSE O NO BAÑARSE, ESA ES LA CUESTIÓN

Al llegar hoy a casa y mirar a mi perrita me han entrado ganas de abrazarla y no soltarla nunca. De repente me ha llegado un olor y mirándola le he dicho “Ya toca bañarse”.

Esto me ha hecho pensar en la frecuencia del baño de nuestros compañeros. No dejan de ser animales que salen a jugar en el césped y la arena todos los días y acumulan en su pelaje cosas que quizás no son tan abrazables…

Muchos de vosotros, cuando venís a nuestra peluquería canina en Coslada, me preguntáis cada cuánto tendríamos que venir a bañar a nuestro peludo amigo.

Aquí haré unas recomendaciones para que vuestra mascota tenga un pelaje limpio, sano y brillante sin que la piel de nuestro amigo pierda sus propiedades y se reseque produciendo lo que llamamos “dermatitis”.

La primera duda que surge siempre al respecto es:

¿Cuándo puedo llevar a mi cachorro a darse el primer baño?

Pues bien, el primer baño de un perro se realiza pasado los 3-4 meses cuando ya tenga todas las vacunas, y siempre con un champú especial para cachorros. Es importante el uso de este champú específico pues el pelaje durante el primer año de vida no tiene la protección que en su etapa adulta y podemos dañarle el cuero cabelludo de forma permanente.
Y, una vez siendo adulto, ¿Cada cuánto deberíamos bañarle?
Existe muy poco consenso al respecto, muchos peluqueros caninos dicen que puedes acudir a ellos cada 15 días. Es cierto, pero mi recomendación jamás será esa para mis clientes de Coslada. Para un perro ya adulto yo aconsejo bañarlo como máximo una vez al mes; siendo esta una frecuencia recomendada sobre todo para perros pequeños de pelo largo. No obstante algunos perros de pelo corto incluso puedes llegar a bañarlos cada dos meses sin que esto suponga un riesgo para su higiene.

Al acudir a la peluquería canina cada quince días conseguirás que su piel se reseque. Los perros tienen una grasa en la superficie de su piel que les sirve de aislante y les protege. Si los baños son muy frecuentes, este manto desaparece, exponiéndoles a las agresiones externas.

RECUERDA: ¡MAXIMO UNA VEZ AL MES!

¿Y cortarle el pelo?
Para empezar, no a todas las razas de perro se les debe cortar el pelo, si tienes por ejemplo un Golden o un Pomerania nunca debes permitir que nadie le acerque la máquina, aunque si se les puede dar forma a tijera. Estos perros de pelo de doble capa tiene su propia protección contra el calor y, si se les rapa, su pelaje perderá fuerza y es muy probable que les salgan calvas.

Para el resto de perros esta frecuencia depende principalmente de lo siguiente: ¿Quieres mantener su corte de raza o simplemente quieres hacer que esté cómodo a lo largo de las estaciones del año?

Para el primer caso, la frecuencia recomendada es parecida a la nuestra, yo voy a la peluquería cada dos meses por este mismo motivo: quiero que mi corte siga tal y como me gusta.

APROVECHA NUESTRO BONO DE CLIENTE

POR CADA 5 SERVICIOS

EL 6º GRATIS

Para el segundo caso, lo más habitual es traer a tu mascota a la peluquería canina TRES veces al año: al principio de la primavera para hacer un corte medio, al principio del verano, para hacerle un corte más limpio y fresco y justo antes de empezar el otoño para permitir que le pelaje nuevo de invierno crezca más sano y fuerte y pueda aguantarle hasta el año siguiente.

En Perrodise, tú peluquería canina en Coslada de confianza, siempre estaremos encantados de aconsejaros para vuestro caso individual así que no dudéis en contactar con nosotros a través de nuestro teléfono o email que encontraréis más abajo (y ya de paso pasaros por la sección de ofertas , que siempre vienen bien)

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)